Nueva Etapa de la revista La Pecera

que inició su recorrido durante la crisis argentina del 2001 hasta el año 2009, en que dejó de publicarse en papel , hasta 2016,  en que reaparece con el Nro 15.

 "Ningún pez es demasiado raro para tu pecera" es el lema de la revista, inspirado en la conocida novela de D. H. Lawrence, señalando la heterogeneidad de contenidos y lenguajes. Y también, una apuesta por autores, poéticas y pensamientos a contrapelo.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

La PECERA.ne

ISSN 1666-8782

Fundada en Mar del Plata, otoño de 2001 © Editorial Martín y O. Picardo

DIRECTORES:

Osvaldo Picardo  y  Héctor Freire.

© 2016 Big Fish para La Pecera. Creado con Wix.com 

lapeceralibros@gmail.com

DIRECCIÓN POSTAL: Av. Pueyrredón 2387  5º Piso.  (1119) Capital Federal 

HANNAH ARENDT

EN LA PATRIA DE LA POESIA

 

Susana Murguía  /

Presentación del libro y traducciones al  castellano

 

En conmemoración del 40 aniversario  de su muerte,  Editions Payot  ha publicado en París, en octubre de 2015,  Heureux celui qui n’a pas de patrie / Poémes  de pensée  (Afortunado el que no tiene patria/ Poesía del Pensamiento),  obra poética completa de Hannah Arendt  (1906-1975), figura central de la filosofía política contemporánea,  en una  edición bilingüe que incluye 70 poemas originales en alemán, acompañados por las traducciones al francés a cargo de  François Mathieu.  Esta publicación ha significado un verdadero acontecimiento editorial e  internacional  y al mismo tiempo  una luminosa  revelación.  

La gran artífice de esta  muy cuidada, muy completa  y excelente edición es Karen Biro, historiadora, quien ha sido la encargada de reunir  la totalidad de los poemas, editarlos,  anotarlos  y presentarlos  como resultado de una profunda investigación iniciada en el año 2012. Algunos poemas  ya habían sido publicados  en la biografía  de H.A. realizada  por Elisabeth Young-Bruelh,  otros  habían aparecido en el Diario Filosófico (1950-1973) de la propia Hannah Arendt  (obra póstuma)  y varios de ellos, absolutamente  inéditos fueron rescatados por Karen Biro a partir de la consulta de sus archivos privados, de su correspondencia , de la revisión de  todas las obras ya publicadas  y de sus papeles personales (Arendt Papers, W DC y N.Y)

“Una  Hannah Arendt  retenía el foco de mi atención y era esta mujer secreta  que –para desconocimiento del gran público- había escrito durante casi más de 40 años, desde 1924 hasta 1961, en el momento del juicio a Eichmann, más de 70 textos y aforismos poéticos…”“…¿Cómo explicar que sus versos estuvieran escritos exclusivamente en lengua alemana cuando ella le había vuelto la espalda a Alemania en 1933 y, llegada a Nueva York en 1941, había adoptado el inglés para sus escritos teóricos?” dirá  Karen Biro en su prefacio.

“La poesía ha tenido una gran presencia en mi vida”  dirá Hannah Arendt al periodista  alemán  Gûnter Gaus en una entrevista televisiva en 1964.”. “Me he negado conscientemente a perder la lengua materna. ¿Qué queda? Queda la lengua materna. En alemán me sé de memoria una buena parte de la poesía alemana. Estos poemas revolotean siempre en mi cabeza”.

La poesía de Hannah Arendt es,  por  herencia y por elección, un pensar poético, una forma de conocimiento, una lúcida interrogación filosófica,  una conversación vital con sus queridos cercanos (amorosa con Martin Heidegger, con Heinrich Blücher, su segundo marido, de profunda amistad con Walter Benjamin, con Hermann Broch) y una conversación eterna con los amados y admirados poetas de todos los tiempos (la poesía griega pero también la de  Goethe, Schiller, Heine, Rilke y Hölderling), y siempre una presencia amorosa, una forma de comprender y de amar el mundo.

Poemas de juventud, la naturaleza, el paso del tiempo, la nostalgia, el sufrimiento del yo lírico ante la realidad, poemas de amor, el amor- pasión, el amor- patria, de amistad, poemas de muerte, desarraigo, dolor y exilio  pero también de un exilio que funda un  nuevo y esperanzado comienzo.

¡Tener una patria!  Desafortunado el que ahora no la tiene…,dirá Nietzsche. Afortunado el que no tiene  patria; – le  responderá Hannah -la ve todavía en sueños.

La poesía es también la  patria soñada, la búsqueda de la lengua madre, la raíz del decir que se planta en el territorio de la vida y de la lengua, signo y símbolo, pero también regazo materno. En este cuerpo poético que es lengua,  patria, territorio  y sueño,  Hannah Arendt interroga al ser mismo de la poesía, una poesía del pensamiento en la que el pensamiento se transforma en gozo puro de ser, de decir y de existir. Una Hannah Arendt ,  por fin entera  y renacida tal vez para siempre en la patria de la poesía.

 

 

SUEÑO //IRONÍA

 

Pies suspendidos en un patético esplendor.

Yo misma,

yo también bailo,

liberada de la gravedad

entro en las tinieblas, en el vacío.

Espacios rechazados de tiempos pasados

atravesadas lejanías

soledades  perdidas

que comienzan a bailar, bailar.

 

Yo misma,

yo también bailo.

Irónica desmesura

nada he olvidado,

conozco el vacío,

conozco la gravedad,

bailo, bailo

en  un irónico esplendor.

                1923/ 1924 Biografía de Elisabeth Young-Bruehl

 

 

La caída atrapada en vuelo –

El ser que cae, vuela.

Luego se abren los abismos,

la oscuridad se alza hacia la luz.

                   1959 / Diario Filosófico (1950-1973)

 

 

Herméticamente el poema concentra,

protege el corazón de  malos sentimientos.

La cáscara, cuando el centro la atraviesa,

muestra al mundo un interior condensado.

 Agosto 1953 / Diario filosófico  (1950-1973)

 

 

La herida de la felicidad

quiere decir estigma, y no cicatriz.

Sólo da testimonio de esto

la palabra del poeta.

La fábula escrita por él

es morada y no refugio.

               1956, / Diario Filosófico (1950-1973)

 

 

La tristeza es como una luz en el corazón encendida,

la oscuridad es como un resplandor que sondea la noche.

Sólo tenemos que encender la pequeña luz del duelo

para, atravesando la larga y vasta noche,  como sombras

                                        / volver a  encontrarnos en casa.

El bosque está iluminado, la ciudad, la ruta y el árbol.

Afortunado el que no tiene patria;  la ve todavía en sueños.

                                    1946, inédito,  papeles personales, NY.

 

 

 

 

HANNAH ARENDT / AFORTUNADO EL QUE NO TIENE PATRIA Poesía del Pensamiento /  Traducción del alemán a cargo de François Mathieu  Edición realizada, anotada y presentada por Karen  Biro  Editions Payot & Rivage , Paris, 2015

Nota de la Traductora: He tenido en cuenta para esta traducción al castellano, en líneas generales, la versión al francés realizada por François  Mathieu.: Agradezco a mi amiga y colega Cristina Sardoy su inestimable mirada sobre las versiones originales en alemán que me han aportado una luminosa guía para estas versiones definitivas al castellano.