Nueva Etapa de la revista La Pecera

que inició su recorrido durante la crisis argentina del 2001 hasta el año 2009, en que dejó de publicarse en papel , hasta 2016,  en que reaparece con el Nro 15.

 "Ningún pez es demasiado raro para tu pecera" es el lema de la revista, inspirado en la conocida novela de D. H. Lawrence, señalando la heterogeneidad de contenidos y lenguajes. Y también, una apuesta por autores, poéticas y pensamientos a contrapelo.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

La PECERA.ne

ISSN 1666-8782

Fundada en Mar del Plata, otoño de 2001 © Editorial Martín y O. Picardo

DIRECTORES:

Osvaldo Picardo  y  Héctor Freire.

© 2016 Big Fish para La Pecera. Creado con Wix.com 

lapeceralibros@gmail.com

DIRECCIÓN POSTAL: Av. Pueyrredón 2387  5º Piso.  (1119) Capital Federal 

EDUARDO D´ANNA

Rosario, 1948. Es poeta, abogado, ensayista, traductor y profesor. Su obra incluye unos veinte libros de poesía, dos novelas, varias piezas teatrales y dos volúmenes de narrativa para niños y adolescentes.Ha publicado más de doce libros de poesía: entre ellos: "Carne de la flaca", "La montañita", "La máquina del tiempo", "Historia moral", "Zoológicos" y "2491"; una novela: "La jueza muerta", y los ensayos "Nadie cerca o lejos y "Capital de nada". Entre 1968 y 1976 publicó en la famosa revista "El lagrimal trifurca". Sus poesías integran varias antologías. Traductor de Yeats. Es autor de "La literatura de Rosario", obra en tres tomos publicada entre 1990 y 1991. En 2015 publicó bajo el sello de Homo Sapiens "Rosarinitos y otros cuentos para chicos" y en 2017, "Rosarinitos de viaje", sus primeros libros para chicos.

*

no están en otra parte

sino que están en otra parte

pero solos

cada uno

habla un idioma

incomprensible

para los otros

nunca se entienden

 

les traen

otro café

cuando quieren pagar

irse

les traen el diario

cuando quieren saber

cuándo morir

 

 

*

perdió curiosidad

por la rareza

a partir del olvido

ese silencio de la casa

ya no lo empuja afuera

como antes

 

más bien lo ata

a esas viejas habitaciones

donde antes se compartían

los sueños

 

pero ahora los muebles

sueñan con otras cosas

cosas de alfombras

de espejos

de frazadas

 

cómo sentir curiosidad

 

 

*

entonces desharé las músicas

las volveré sonidos solamente

detendré la canción

 

parada así en verdad

no será más una canción

y ya no pondrá triste

ni alegrará

ni será recordada

 

se sentirá que no está

se sentirá sí

que falta algo

 

 

*

alguien piensa

se le escucha pensar

que el mar existe

 

por eso está seguro

y allá va

 

otros

se van con él

porque no hay

más remedio

(o así creen)

 

pero ninguno sabe

qué van a hacer allí

tras el mar no se puede

correr

 

el mar

es el sentarse

a verlo

 

 

*

barranca de greda

nunca parecen

acabadas sus formas

siempre chorrean

hay olor

algo que se está haciendo

 

lógico

y sigue

esa barranca la cavó el correr

la persistencia

hermosa

tiene un sentido

no va para cualquier lado

 

 

*

ese correr extraño

hacia alguna parte

que se sabe cuál es

y no se sabe

es lo que hizo

un destino feliz:

alguna planta

que flotaba

algún leño

que se pudo agarrar

demasiado poco

para llamarlo trofeo

 

pero son prueba

de haber estado

en el lomo del río

que otros lo sepan

hace falta

 

 

*

bajar al fondo

de esa grieta

hay que bajar

llegar al agua

que acaricia los pies

donde está el alma

 

bajar la greda áspera

los yuyos explicables

mirar el borde

donde desaparece

lo demás y sólo

se ve el cielo

ya azul y tiembla

algún  junco

 

 

*

no des forma

no des forma

canta el río

para burlarse de la tierra

que está muda

 

no puede hablar

no puede pronunciarse

no estaría bien

ahora que alguien

ha bajado a la arena

de la ribera

 

ya se sabe lo que podría

pensar se dice la tierra

si yo dijera algo

lo tomaría

como una señal

como un comentario

para su viaje

 

¿adónde un viaje?

su viaje empieza

y termina

en mi cuesta

de greda

dice la tierra

 

es que este río

dice

los alucina