Nueva Etapa de la revista La Pecera

que inició su recorrido durante la crisis argentina del 2001 hasta el año 2009, en que dejó de publicarse en papel , hasta 2016,  en que reaparece con el Nro 15.

 "Ningún pez es demasiado raro para tu pecera" es el lema de la revista, inspirado en la conocida novela de D. H. Lawrence, señalando la heterogeneidad de contenidos y lenguajes. Y también, una apuesta por autores, poéticas y pensamientos a contrapelo.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

La PECERA.ne

ISSN 1666-8782

Fundada en Mar del Plata, otoño de 2001 © Editorial Martín y O. Picardo

DIRECTORES:

Osvaldo Picardo  y  Héctor Freire.

© 2016 Big Fish para La Pecera. Creado con Wix.com 

lapeceralibros@gmail.com

DIRECCIÓN POSTAL: Av. Pueyrredón 2387  5º Piso.  (1119) Capital Federal 

ENSAYOS

El filósofo danés Søren Kierkegaard formuló en su libro Prólogos (1844) la necesidad de elaborar una teoría del prólogo, algo que más de un siglo después llevó adelante G. Genette en su estudio sobre los llamados “paratextos” y que tituló precisamente Umbrales, haciendo referencia a los aledaños del texto. Luego de realizar un rápido recorrido a través de varios textos, entre ellos Cinco prefacios a cinco libros no escritos (1872) de F. Nietzsche, “Fuera-de-libro (Prefacios)” (1972) de J. Derrida y Prólogos con un prólogo de prólogos (1975) de J. L. Borges, nos detendremos especialmente en el caso paradigmático de Miguel de Unamuno y en  su filiación con Macedonio Fernández. Las conclusiones apuntan a subrayar la novedad que este “género” adquiere en las formulaciones de estos escritores: el gesto autorreferencial de teorizar desde el prólogo sobre el prólogo en un ejercicio de deconstrucción y resignificación del mismo. El lugar privilegiado que ambos asignan al problema teórico de lo marginal versus lo central,  de lo abierto versus lo cerrado, de lo concluso versus lo inconcluso responde a una común concepción estética que apuesta por el fragmento, el esbozo o el proyecto provisional deconstruyendo la mímesis realista del XIX.

Año -399. Sócrates es acusado y condenado a muerte por un tribunal ateniense bajo los cargos de impiedad y de corrupción de la juventud. Su condena no se hizo efectiva inmediatamente sino un mes después del dictamen. Durante ese tiempo, sus discípulos ofrecieron pagar una multa para salvarlo y llegaron a proponerle fugarse, lo que Sócrates no aceptó. Eligió la opción de beber cicuta y reivindicó, así, su convicción acerca de la existencia de un alma inmortal razón por la que defendía que se debe recibir a la muerte sin temor alguno. Las disquisiciones que tuvieron lugar durante el tiempo entre la condena y la ejecución han sido y siguen siendo objeto de numerosas hipótesis y conjeturas.

“Aquí hay de todo: notas de viaje, descripciones, apuntaciones personales, impresiones, observaciones, chinchorrerías y esqueletos de articulillos que me ha sugerido lo que he visto o el aire que he respirado” (2017: 17). Así comienza el libro de Miguel de Unamuno aparecido hace sólo un par de meses y titulado por su editor Pollux Hernúñez, dramaturgo, traductor y filólogo clásico, Apuntes de un viaje por Francia, Italia y Suiza.

Marta B. Ferrari, especialista en Literatura Española, nos habla de este extraño libro del controvertido y polifacético escritor español. Nos dice: "El año de composición de Teresa, 1923, fue para Miguel de Unamuno un año de apabullante producción periodística en la que da cuenta, una y otra vez, de la honda crisis histórica que sufre su país. Colette y Jean-Claude Rabaté, sus biógrafos, contabilizan la escritura de entre catorce a veinte artículos mensuales para medios españoles y americanos (2009: 436)." 

El vasto mosaico cultural que conforman las distintas regiones del continente, con sus respectivos procesos históricos, sus particularidades étnicas, su variedad de lenguas y costumbres, ha despertado desde los inicios especial interés entre pensadores y artistas, del que surgen los principales interrogantes: ¿en qué consistiría la identidad latinoamericana?, ¿qué herramientas teóricas son apropiadas para abordar esta y otras problemáticas de nuestra cultura?, ¿resultarían suficientes y adecuados los saberes importados de Europa u otros centros de estudio exteriores para dilucidar las cuestiones que nos son propias? Tal interés se actualiza cada vez que determinadas circunstancias obligan a considerar la identidad y el destino latinoamericanos en términos de autonomía y/o subalternidad respecto de otras culturas.

La relación entre poesía y mito produce en el poeta y en el lector, una agradable sensación muy cercana a la del inicio de un viaje, en el que el tiempo no pareciera transcurrir. Un tiempo que no progresar, sino que se expande. Un viaje de lectura humano realizado como sobre un lienzo o un tapiz, en el que se dibujan trozos, huellas o ruinas que exigen una mirada más detenida y atenta.

1 / 1

Please reload